Propósito

¿Hacia dónde vamos?

En obediencia al mandato de nuestro Señor Jesucristo de ir por todo el mundo enseñando su mensaje, el cual ha demostrado ser relevante, significativo y vigente, buscaremos que sea recibido por la mayor cantidad de personas, que a su vez lo transmitan a otros como una vivencia que genere transformación y mejoramiento total en lo personal y colectivo, para que "dejando de ser parte del problema, se conviertan en parte de la solución".

 


Mateo 28:18-20

18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

¿Qué buscamos?

Un carácter nuevo para una persona nueva.

-) Lograr una transformación integral del individuo y la familia.

-) Propagar en nuestra sociedad una cultura de paz, desde un carácter con principios cristianos.

-) Desarrollar líderes que con su influencia afecten positivamente todos los sectores de la sociedad.

-) Ayudar a cumplir la "Gran Comisión" -encargo del Señor Jesucristo de difundir su mensaje- desde Arcatao hacia todas las naciones del mundo.


1 Juan 2:6.

6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

¿Cómo lo hacemos?

El contacto persona a persona y la conformación de grupos de crecimiento, son elementos esenciales en un proceso de:

-) Llegar a muchas personas mediante múltiples estrategias llegando a una sociedad diversificada con un mensaje diversificado.

-) Edificar personas, proporcionándoles los conocimientos y las herramientas básicas para el crecimiento espiritual y desarrollo del carácter con principios cristianos.

-) Capacitar personas que adquiriendo su nivel y su función sirvan como líderes multiplicadores.

-) Enviar personas que desarrollando un alto sentido de misión y destino, han adquirido un compromiso con su entorno, haciendo posible que otros se beneficien con esta clase de vida.


2 Timoteo 2:2

2 Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.